Emprendimiento y productividad ¿la ruta segura? (I)

Emprendimiento y productividad ¿la ruta segura? (I)

Uno de los grandes temas pendientes en la agenda nacional es la situación actual de las micro, pequeñas y medianas empresas. En ese orden de ideas, es importante siempre tomar decisiones desde el conocimiento y dominio de los datos. Para ello, en esta ocasión vamos a recurrir a la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE) 2018, publicado por INEGI en septiembre de 2019. El documento tiene como objetivo “obtener información nacional de las micro, pequeñas y medianas empresas sobre las habilidades gerenciales y de emprendimiento, las cadenas productivas globales, las capacidades tecnológicas y de innovación, así como de los apoyos gubernamentales para contribuir al fomento de la cultura empresarial del país”.

Entre los resultados más destacables, podemos subrayar algunos elementos para conocer el estado más reciente de las empresas. En primera instancia, las empresas en un 72.2% consideraron que el conocimiento y las habilidades de sus colaboradores son adecuadas y, por tanto, es una causa para no impartirles capacitación. Ahí hay un error: los empresarios y emprendedores deben siempre tener como prioridad la formación y capacitación como una estrategia para consolidar un equipo de trabajo. Y en la época de internet, lo que sobra en la red son cursos en todos los formatos y todos los tipos.

En cuanto al porcentaje de empresas según las acciones que instrumentaron ante problemas presentados en el proceso de producción, las Pymes apostaron en un 34.3% por la solución e instrumentación de mejora continua, mientras que un 40.4% de las micro no tuvieron acciones de solución. Es decir, las pymes son más ágiles para resolver problemas que las micro.

En cuanto a la distribución del número de microempresas según su opinión sobre el crecimiento de su negocio, y razón principal por la que no desean que éstos crezcan, del 22.5% que señalaron que o desean crecer se desglosan así: el 47.4% consideran que están satisfechos con su empresa, el 24.5% por complicaciones administrativas y el 18% por temor a la inseguridad. Es decir, ya no crecen porque así están bien, para no tener procesos administrativos más complejos y para no ser atractivos para la delincuencia organizada.

En cuanto a sus registros contables, entre las pymes el 49.8% cuenta con los servicios de un contador, y el 33.5% tiene un paquete de contabilidad. Por su parte, las micro en un 50.1% tienen el servicio de un contador y el 21.6% tiene un cuaderno o una libreta de apuntes. En cuanto a aceptar un crédito bancario, las pymes respondieron en un 60.2% que no, y las micro en un 74% respondieron lo mismo.

Si hacemos un análisis sencillo de estas respuestas, podemos decir que las micro y pymes capacitan muy poco a su personal, no tienen muchos deseos de crecer y que no están seguros de adquirir un crédito bancario. Esto nos permite considerar que hay mucho trabajo por hacer en crear un mejor ambiente de negocios y en generar más confianza entre los empresarios y emprendedores con respecto a su capacidad.

En próximas columnas vamos a continuar analizando el documento para compartir con ustedes a profundidad el escenario de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Comentarios

  • Facebook

  • StartUpsTijuana

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Subir